miércoles, 25 de febrero de 2009

...Oda...

Oda a ti, con un
poco de mi, porque
no hay ti sin mi
ni yo sin tu.

Eras el tinto disputado entre
diablo y dios, y al final
te tuve yo.

Oda a mi con un
toque de ti, porque
no hay mi sin ti
ni tu sin yo.

Mi manzana prohibida
y te probe. Tu pubis
mi paraiso.

Oda a tu, con una
pizca de yo, porque
no hay tu sin yo
ni mi sin ti.

En el cielo como en
la tierra. Un infierno
si de temperaturas hablamos.

Oda a yo, con un
pedazo de tu, porque
no hay yo sin tu,
ni ti sin mi.

Mi pecado mas
placentero,
mi placer menos
culpable.

Mi llanera solitaria,
mi salud, mi despedida,
buenas tardes, a mi
medida.

Oda a ti,
__Oda a mi,
_Oda.

5 comentarios:

U.B dijo...

Me da rabia que no se me haya ocurrido esto a mí:


Eras el tinto disputado entre
diablo y dios, y al final
te tuve yo.

Said dijo...

quitate la rabia de la cara, te regalo la frase, al cabo que ya le pertenece a ella.

tuconcienciavigilante dijo...

Yo creo que no puedes regal algo que ya no es tuyo. Te va a salir un xoy!!!

Said dijo...

soy tan egoista que,
la unica clausula que pongo
para regalar algo es que no
sea mio.

eysol dijo...

llegué hasta este sitio por comentarios tuyos en mi antiguo blog, por fin leídos, debo decir que valió la pena la vuelta, aprovecho para decir:

y al final de todo la tienes a ella, la razón de tus letras y la disputa de versos

tinto?...a mí él me sabe a expresso, con el aroma, sabor y cuerpo

saludos