martes, 7 de julio de 2009

...mi primo...

Quisiera ser como Carlitos
que a sus 21 años (o 22) dice
lo que quiere, a quien quiere.

Yo creo que tendria que
esperarme hasta los 50 (u 80)
ya que mis afectos esten bien
definidos y no puedan odiarme
por ningunedades...

Y en el ultimo de los
casos, morir de
la pena.

Pero morir de verdad.

4 comentarios:

Txus dijo...

suerte que tiene ese primo carlitos
aunque quiza no es suerte sino un compromiso con lo serio (o con lo opuesto, que como en todo viene siendo lo mismo)
y armase de valor dia a dia diciendo verdades. . . .


saludos por alla y aca andamos de vacacioneros perdidos llendonos a los sures en unos dias.

Said dijo...

de preferencia no llegues hasta MI sur, porque yo en poco tiempo voy a TU norte.

juan de la chingada dijo...

Luego luego con las amenazas...

Es fácil decir lo que uno quiere a quien uno quiere. Solo se necesita tener toda la confianza en uno mismo. O tener un cinismo del tamaño de asia, y un nivel de valemadrismo mayor aun. No te esperes a los 50 u 80. Empieza desde hoy. Lo peor que puede pasar es que te manden al carajo, y ahí hay cupo de sobra. Mírame a mi. Desde ahí transmito, en vivo y en directo.

Said dijo...

El problema es que yo no cubro con ninguno de los requisitos que mencionaste... te platico por puntos:

1.- soy un acomplejado a la decima potencia
2.- soy un convencional de lo peor
3.- y me importa lo que digan los demas al 100%

pero si hay lugar ahi en el carajo, probablemente me veas por ahi en poco tiempo... o quien sabe, quiza si me tenga que esperar esos 50 0 60 años, pero de que ahi te veo, te veo ahi.


Un saludo hasta casa de la chingada.


(debi haber comenzado por mandarte al carajo, que es lo que mas hubiese querido, pero en mi afan de ser convencional les respondo a los que comentan en mis posts con la mayor cordialidad posible)