domingo, 22 de noviembre de 2009

...despues...

Que bueno que ya estas de vuelta,

no importa que tan chica o grande
este la ciudad, lo que me encanta es que
estas a mi lado.

Y la gente detenida en jaulas mirando
el sonido de los arboles que distraen
los mañanas.

El deseo urgente de tu voz que busca
inquietamente el universo, el vino
y el presente.

Camina a mi lado, no te despegues
no pares de sonreír porque la realidad
pasea tranquila por las calles
de esta neo-acelerada ciudad.

Un disparo al aire me hace recordar,
tristemente, que no solo somos
tu y yo.

Tengo a muchas personas
a quienes agradecerles,
pero no se qué
ni cómo.

Y estas tontas memorias
del futuro
siguen atormentándome.

4 comentarios:

Madhavi dijo...

Hace tiempo que las letras me habían abandonado, o... ¿fui quién huyo de ellas?, en realidad no quiero saber, leerte me ha hecho mirar un espejo que rompí hace muchas lunas y que me aterra reconstruir... los detalles no importan, sólo son pedazos rotos...

Gracias

Said dijo...

una vela más que voy a encenderle a mi santo...

Sin quitar que son unos cuantos millones más para mi banco de ego...

Madhavi dijo...

jajajaj...
No te lo tomes tan a pecho..
¡Hace daño!

U.B dijo...

Felicidades por esa mujer.