miércoles, 30 de enero de 2008

...Mis llaves...

Leven anclas bucaneros
el barco del olvido
va a partir hace casi
10 meses, y contando.

Todo listo, mi conciencia,
mi paciencia, mi futuro,
mi felicidad, mi inspiracion
y un poco de la necesaria
soledad.

Cada dia pienso partir
y cada noche no puedo,
no me deja, no me deja
esa ingrata negra noche
me aguanta hasta el
siguiente dia.

Es apenas miercoles y ya es
la quinta vez que las llaves de
mi coche se me pierden, se esconden
de mi vista, me ven venir y corren,
lejos, pero muy lejos de mi, huyen,
ni ellas quieren estar conmigo, ¿o no
quieren que me vaya? no pueden ser
tan malas.

En la alacena o el refrigerador
en mi mano o en mi pantalon
siempre en un lugar que no
puedo descifrar. (hasta que lo descifro)

Y las encuentro
siempre de noche
y otra vez, no puedo partir.

Ya pasaron los 19 dias,
pero me faltan como 200 noches.

4 comentarios:

Orizschna dijo...

Y las que faltan........quiza faltan mas o menos.
Chido escrito.
Saludos

Dinora dijo...

Las llaves son de lo más escurridizo, lo hacen adrede. Y en verdad escribes un poema diario!, será un placer leerlos. Saludos!

ciudad somnolienta dijo...

300 te faltan si le queremos hacer justicia a lo que ese espaniolete de Ubeda dice que es necesario para aprender a olvidar.

(de hecho lo estoy escuchando ahora decir que una vez una tipa le dijo "en mi casa no hay nada prohibido, pero no vayas a enamorarte...."....y sabes lo que le contesta el tipo?...)...pues eso...

saludos desde otro dia con lluvia fria (pero tomando cafe)

Said dijo...

Nel Nel...
yo ya pase las 300 noches, por eso ya solo me quedan 200 en la cuenta regresiva del olvido...

... con el alba tendras que marcharte... (para no volver)